top of page

Propuesta legislativa para penalizar el "stealthing" y crear el delito de "abuso de confianza sexual

La violencia sexual adopta diversas formas, y una de las prácticas más alarmantes, conocida como "stealthing," está comenzando a recibir mayor atención debido a su impacto, principalmente en mujeres, quienes enfrentan graves consecuencias al ser sometidas al retiro del preservativo sin su consentimiento durante la actividad sexual.

Condón en mano

Elizabeth Mateos, coordinadora de la Asociación Parlamentaria Mujeres Demócratas, ha presentado una propuesta legislativa para abordar este problema. La propuesta tiene como objetivo castigar con hasta cuatro años de prisión el "stealthing", la acción en la que una de las partes involucradas retira el preservativo sin el consentimiento de la otra.


Mateos argumenta que esta forma de agresión socava la autonomía, confianza e intimidad de las personas, con serias repercusiones físicas, emocionales y psicológicas. Además, existe el riesgo de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados como resultado de esta práctica.


  • La legisladora también señala un estudio realizado por la Universidad de Monash en Australia en 2018, que reveló que el 32% de las mujeres y el 19% de los hombres encuestados admitieron ser víctimas de "stealthing".


La propuesta presentada por Mateos contempla la creación de un nuevo delito denominado "abuso de confianza sexual". Este delito se aplicaría a aquellos individuos que, durante una actividad sexual consensuada, retiren un método anticonceptivo previamente acordado sin el consentimiento de la otra persona.


Además, la pena se incrementaría en dos terceras partes cuando se ponga en peligro la salud de la víctima, especialmente en el caso de enfermedades de transmisión sexual, o cuando el resultado sea un embarazo no deseado.


Es importante destacar que este delito se perseguiría por querella, lo que significa que solo procedería con la denuncia de la víctima, evitando así la revictimización y respetando la autonomía de la persona afectada.


Elizabeth Mateos enfatiza la importancia de garantizar que todas las personas, sin importar su edad o género, tengan la seguridad de que su consentimiento será respetado en todo momento. Esta iniciativa representa un paso transcendental en la protección de la libertad sexual y el consentimiento en las relaciones personales.

32 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page