top of page

Neymar y su Lujoso Viaje Contaminante: Un Boeing 747 para una Sola Persona hasta Arabia Saudita

El reciente fichaje de Neymar por el club de fútbol Al-Hilal en Arabia Saudita ha causado revuelo no solo por su impresionante salario y demandas extravagantes, sino también por el impacto ambiental de su lujoso viaje hacia su nuevo destino.

Neymar y avión Arabia Saudita
El avión que transportó a Neymar hasta su nueva casa es uno de los mas grandes del mundo.

El jugador brasileño, conocido por su renombrado talento y polémicas, viajó en un Boeing 747 privado, uno de los aviones más grandes del mundo, para trasladarse desde París hasta Riad en Arabia Saudita.


Este viaje, que muchos califican como excesivamente contaminante, ha dejado en evidencia el contraste entre el lujo y la responsabilidad ambiental. Neymar, quien recibirá un sueldo de 300 millones de dólares en dos años, llegó al Al-Hilal en un avión que normalmente podría transportar a más de 400 pasajeros, pero en su caso llevó a un número con un menor de personas.


El avión en cuestión, un Boeing 747-400, es propiedad del príncipe Al Waleed bin Talal Al Saud, miembro de la Familia Real Saudí y accionista del club de fútbol. Con un costo inicial estimado entre 100 y 400 millones de dólares, este avión de lujo ha sido personalizado con acabados de oro, cristales incrustados, una oficina privada y otros lujos dignos de un "Flying Palace".


El impacto ambiental de este viaje extravagante es notable. De acuerdo con los datos proporcionados por Petróleos Mexicanos (PEMEX), la turbosina, el combustible utilizado por aviones, emite alrededor de 2.036 kilogramos de CO2 por litro quemado. Esto significa que en el vuelo privado de Neymar entre París y Arabia Saudita, el Boeing 747 se emitirá alrededor de 175 toneladas de dióxido de carbono en forma de CO2.


Para ponerlo en perspectiva, la huella de carbono promedio por persona en el mundo es de aproximadamente 5 toneladas de CO2e por año. El avión de Neymar, con menos de 20 personas a bordo, emitió un equivalente a lo que una persona promedio emitiría en 35 años de vida.


Aunque Neymar ya se encuentra en su nuevo destino y continúa su carrera, su lujoso viaje en un avión gigante ha llamado la atención sobre las cuestiones ambientales asociadas con la ostentación y el derroche. Mientras su carrera en el fútbol sigue siendo seguida de cerca, su elección de transporte también resalta la necesidad de considerar la sostenibilidad en todas las áreas de la vida, incluso en el mundo del deporte de élite.


Con información de Sopitas

25 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page