top of page

Melissa Galindo acusa a Kalimba por acoso y tocamientos.

Melissa Galindo, cantante mexicana, denunció a través de sus redes sociales a Kalimba, integrante de OV7, de haberla acosado y tocado de manera indebida.


Kalimba enfrenta una nueva denuncia por acoso sexual
Kalimba enfrenta una nueva denuncia por acoso sexual

Fue por medio de una transmisión en vivo en el que la intérprete reveló los detalles de su incómodo encuentro con el cantante.


La cantante explicó que el suceso ocurrió hace tres años cuando el famoso la invitó a unirse a su disquera, ya que él estaba interesado en firmar un contrato con ella para grabar un disco.


Melissa Galindo explicó que accedió a firmar el contrato con la disquera de Kalimba y reveló que tuvo una presentación en Monterrey a la que el cantante la invitó a abrir el espectáculo. 


La cantante explicó que después del concierto, Kalimba, ella y otras personas que él había invitado a cantar se fueron a cenar. Pero expresó que la mayoría quería ir de antro, a excepción de ella que pidió que la regresaran al hotel.


La cantante recordó que en esa ocasión Kalimba estaba borracho y que ella había bebido solamente dos martinis. Explicó que al subir a la camioneta se colocó detrás del asiento del copiloto mientras que Kalimba se puso a un lado de ella. Es en ese momento cuando el cantante presuntamente tocó la parte íntima de Melissa Galindo.


“Yo iba sentada normal y me agarró la rodilla y me empezó a decir que había escuchado muy buenos comentarios de mi proyecto, que le gustaba mucho, que estaba muy emocionado. Le dije: ‘Qué cool, mil gracias por apoyar mi proyecto’”, relató.
“De pronto sentí que algo tocó mi vagi*a o sea su mano la recorrió hacia arriba a mi vagi*a y fue como entré en shock, me cerré (las piernas), pero no dije nada, capaz fue sin querer para qué hago un lío, estoy con su gente, con su equipo, ni al caso de hacer un lío”, confesó la cantante.

La cantante explicó que ese día llegó a su hotel y ya no volvió a pasar nada más porque el día siguiente ella empezó a salir con uno de los bailarines de Kalimba y hasta que terminó con la relación con esta persona fue que el intérprete de ‘Tocando fondo’ reapareció.


Melissa Galindo confesó que durante la cuarentena por la pandemia del covid, despertó y vio que tenía varias llamadas perdidas de Kalimba y de su manager, quién en ese momento era la misma persona que los manejaba a los dos como artistas. 


La cantante recordó que al devolverles la llamada, ambos parecían estar en estado de ebriedad por lo que ella se negó a ir de fiesta con ellos, pero más tarde ambos llegaron a su departamento para buscarla.


Melissa relato que, en ese momento, sacó a ambos de su casa y le dijo que ella mejor los acompañaba a seguir la fiesta en la casa de Kalimba. En el trayecto a la vivienda del cantante, Galindo explicó que Kalimba la volvió a tocar casi de la misma forma que la primera vez.


“Me vuelve a agarrar la rodilla y me vuelve a decir lo mismo y volví a sentir la mano hacia arriba, pero esta vez movió los dedos y ahí si me quedé en shock, me volví a cerrar y me fui aterrada a su casa”, reveló Galindo.

Melissa Galindo explicó que al llegar a casa del artista intentó salirse de ahí por lo que pidió un taxi de aplicación, la artista explicó que Kalimba la siguió afuera y fue cuando el cantante le hizo comentarios que la incomodaron.


“Me senté en la escalera a pedir el Uber y se acerca para hablar seriamente y me dice: ‘que rico nos besamos tú y yo, me puse bien caliente’. Y yo: ‘nunca te he besado’. Él me había invitado a estar en un video de él como actriz, pero eso fue antes de que firmara. (entonces le dije:) ‘yo Melissa nunca te he besado, te besó la actriz. Y me empezó a decir: ‘vamos arriba a una cog**ta rápido, nadie se va a enterar soy neg** como te gusta’. (Le respondí): ‘¿es en serio?, dime que estás bromeando”, compartió Galindo.

La cantante concluyó su denuncia explicando que una vez que ya llegó a su casa habló con su abogado para que deshiciera el contrato que tenía con Kalimba y su disquera.


Asimismo, Melissa aseguró que su testimonio era una invitación para que las víctimas de acoso y abuso levanten la voz ya que no deberían tener miedo.


“Este video es literal una invitación para que alcen la voz, porque los que deberían tener miedo son ellos, no nosotras”, concluyó.

Fuente: Milenio

11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page