top of page

Justine Lindsay: La Primera Porrista Trans y de Color en la NFL Rompe Barreras

En un mundo donde la paridad de género en la NFL es todavía un desafío, se vislumbra un rayo de esperanza con la creciente presencia de mujeres en la liga. Esta temporada, 10 entrenadoras a tiempo completo marcan un hito en la historia del deporte. Sin embargo, el camino hacia la igualdad de género en la NFL, tanto en el campo como entre bastidores, es largo y desafiante, y las apariciones ocasionales de celebridades admirando a los jugadores no cuentan como avance significativo.

Justine Lindsay

Justine Lindsay, una mujer valiente y talentosa, se destaca como un faro de esperanza en el deporte más visto y, en ocasiones, criticado por su machismo en Estados Unidos. Cuando pensamos en los porristas de la NFL, los estereotipos pueden prevalecer, pero Justine ha desafiado estas concepciones al convertirse en la primera porrista trans y de color en la NFL.


El año pasado, Justine se unió a las TopCats, el equipo de animadoras de los Carolina Panthers, inaugurando una nueva era de inclusión en el mundo del fútbol americano. A sus 31 años, Justine ya ha hecho historia, inspirando a innumerables personas, en especial a la comunidad LGBTQ+.


La historia de Justine comenzó a tomar forma a los cinco años, como ella misma reveló en una entrevista con la revista Elle. A pesar de una vida convencional y diversos trabajos después de graduarse en comunicaciones, el deseo de Justine por la danza nunca la abandonó. Su camino hacia la aceptación de su verdadera identidad comenzó cuando se unió a una prestigiosa compañía de danza que visitó su ciudad.


Inspirada por la diversidad del elenco y el apoyo que recibió, Justine se sumergió en la danza, tomando clases de ballet y finalmente siendo seleccionada como becaria en una importante academia de danza en Los Ángeles a los 14 años. Fue en esta nueva ciudad que Justine se sintió aceptada y finalmente reveló su verdadera identidad como una mujer transexual.


Su talento innegable y su capacidad para hacer historia fueron los factores determinantes que la llevaron a unirse al equipo de las TopCats, según Chandalae Lanouette, directora de TopCats, en declaraciones a BuzzFeed. Sin embargo, Justine enfrentaba un desafío adicional: solo su familia conocía su identidad trans. Por lo tanto, aprovechó la oportunidad para dar dos noticias extraordinarias al mismo tiempo: que se uniría a las TopCats y que sería la primera porrista trans en la NFL.


A pesar de los desafíos que aún enfrenta la comunidad LGBTQ+ en algunos estados conservadores, como Carolina del Norte, donde se han promulgado leyes que prohíben la participación de atletas trans en equipos deportivos universitarios, historias como la de Justine Lindsay están contribuyendo a abrir un debate político y social para derribar estigmas y combatir la discriminación. Quienes siguen su historia se preguntan si pronto veremos a más personas de la comunidad LGBTQ+ cumpliendo sus sueños en la NFL, marcando un hito en la lucha por la inclusión en el mundo del deporte.

2 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page