top of page

Una joven obsesionada con series y libros de crímenes ha matado a una persona "por curiosidad".

El caso de Jung Yoo-jung, de 23 años, ha dejado a todos conmocionados, ya que su fanatismo la llevó más allá de la ficción y la convirtió en la protagonista de su propia historia sangrienta.

Mujer asesina
Las cámaras de seguridad mostraron a la mujer transportando la maleta con los restos de su víctima

Según informes de medios locales, Jung Yoo-jung planificó meticulosamente el asesinato de una persona por pura curiosidad. Comenzó investigando en libros y utilizando su teléfono para obtener pistas sobre cómo ocultar un cuerpo, sumergiéndose profundamente en el mundo oscuro de los crímenes reales.


La joven utilizó una aplicación que conecta a padres y tutores para encontrar a su víctima. Se hizo pasar por la madre de un estudiante dispuesto a dar clases de inglés. Una mujer interesada en los servicios de tutoría se convirtió en su objetivo. Convención a la madre de familia para que permitiera una consulta en su hogar, haciéndose pasar por un estudiante con un uniforme escolar.


Fue en ese momento cuando Jung Yoo-jung perpetró el brutal asesinato, apuñalando a la madre de familia hasta acabar con su vida. Para encubrir su crimen, compró bolsas de basura y lejía antes de regresar a la casa de la víctima. Allí desmembró el cuerpo y colocó algunas partes en una maleta. Luego, tomó un taxi hasta el río Nakdong, donde arrojó los restos de la mujer.


Sin embargo, su intento de cometer el crimen perfecto se vio frustrado. El taxista sospechó de su extraño comportamiento y rápidamente alertó a la policía. Las autoridades, conmocionadas por el descubrimiento macabro, encontraron pruebas incriminatorias en la casa de Jung Yoo-jung, incluyendo la ropa manchada de sangre.


En un principio, la joven intentó engañar a los investigadores diciendo que había matado accidentalmente a la víctima durante una discusión. Sin embargo, finalmente confesó su crimen. Aunque motivada por la curiosidad, Jung Yoo-jung expresó remordimiento por el sufrimiento causado a la familia de la víctima.


Actualmente, las autoridades de Busan están llevando a cabo las investigaciones necesarias y la joven se encuentra bajo custodia policial. Este espeluznante caso demuestra que las pasiones llevadas al extremo pueden tener consecuencias devastadoras, superando incluso los límites de la ficción más oscura.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page