top of page

Misteriosa Momificación: El Hombre Más Viejo de Tokio Falleció Hace Décadas, Reveló un Impactante Descubrimiento.

En el año 2010, las autoridades de Tokio se enfrentaron a un desconcertante misterio cuando, al visitar la supuesta residencia de Sogen Kato para celebrar su cumpleaños número 111, descubrieron un macabro secreto. En lugar del hombre más viejo de Tokio, encontraron restos esqueléticos con señales de momificación en su cama, indicando que Kato podría haber fallecido hace más de tres décadas.

Tumba

El sorprendente hallazgo fue desencadenado por la negativa constante de los familiares a permitir visitas de funcionarios de bienestar, quienes intentaban encontrarse con el Sr. Kato a principios de ese año. Sus familiares afirmaban que se había autoconfinado en su habitación como un "Buda viviente". Sin embargo, las sospechas llevaron a una intervención policial que reveló la inquietante verdad.


Al ingresar a la residencia del Sr. Kato en el distrito de Adachi, la policía encontró un cuerpo momificado en la cama, vestido con ropa interior y pijamas, cubierto con una manta. La familia había estado recibiendo pagos de pensión de viudo durante más de seis años, a pesar de las repetidas negativas de contacto con el Sr. Kato. Los familiares alegaban su aislamiento voluntario, pero las autoridades sospechaban de posibles actividades fraudulentas.


La investigación policial reveló detalles aún más inquietantes. Se descubrieron periódicos en la habitación del Sr. Kato que databan de hace tres décadas, sugiriendo que su fallecimiento ocurrió al menos en ese tiempo. Se cree que vivía con su hija de 81 años, su esposo de 83 y sus dos hijos, lo que añade más misterio a este descubrimiento.


Yutaka Muroi, un funcionario de bienestar de Tokio, expresó su incredulidad ante la situación, destacando que la familia debía saber que Kato estaba muerto y aún así actuaron como si nada hubiera pasado. La policía está investigando a la familia por posibles cargos de fraude relacionados con la pensión que continuaron recibiendo después de la muerte del Sr. Kato.


Este sombrío episodio plantea preguntas sobre la veracidad de la historia del "Buda viviente" autoconfinado y resalta la necesidad de investigar a fondo casos que involucran pensiones y posible fraude, incluso en situaciones tan insólitas como la del hombre más viejo de Tokio.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page