top of page

La ciencia comprueba que sí hay un vínculo entre el tamaño del miembro y el tamaño del auto.

Una curiosa investigación real, con un enfoque respaldado por la ciencia en su metodología, está a punto de comprobar definitivamente que existe una correlación firme de tipo psicológica entre el tamaño del pene y el impulso que sienten los hombres por comprar autos más grandes en razón de su sensación de carencia.


La relación del tamaño del miembro y el tamaño del auto sería real
La relación del tamaño del miembro y el tamaño del auto sería real

La ciencia es un terreno fascinante en donde ocasionalmente, si la comunidad investigadora tiene suficiente paciencia y creatividad puede llegar a comprobar o desmentir ideas, postulados o teorías muy arraigadas en nuestra sociedad.


Tal es el caso de este reciente estudio, que se encuentra en una relativa etapa preliminar de validación, pero en donde diseñaron un abordaje de análisis que al parecer finalmente logrará establecer una relación mental entre los coches que desean los hombres y la conexión que esa idea tiene con la percepción del tamaño de su miembro.


A lo largo de los últimos años hemos visto cómo la comunidad científica ha implementado nuevos proyectos interesantes en el terreno de la psicología y la sexualidad, llegando incluso al grado de establecer una relación entre la cantidad de relaciones que se tienen y el incremento de inteligencia. Así que no nos sorprende que ahora se haya avanzado a este nuevo grado de revelación.


Los hombres sí comprarían coches más grandes si sienten que su pene es chico: así lo marca la ciencia


Resulta que un grupo de investigadores del Departamento de Psicología Experimental de la University College London ha realizado un llamativo estudio entre 200 hombres con un rango de edad que fluctuaba entre los 18 y 74 años.


El estudio, desarrollado bajo el “Pequeños penes y autos rápidos: evidencia de un vínculo psicológico” acaba de ser publicado en la revista PsyArXiv y aún se encuentar en proceso de revisión por sus pares.


A los voluntarios participantes de este experimento se les aglutinó básicamente en dos grupos: Uno donde se les dijo que el tamaño promedio del pene era de 17 centímetros.

Y un segundo grupo donde lo que se les compartió fue el dato de que el promedio del miembro viril humano es de 10 centímetros.


Tal variación de información se hizo con la finalidad de manipular la autoestima de los participantes, a través de estadísticas falsas, donde ellos conocían el dato de su longitud individual, a la par que se sentían validados o invalidados por la cifra del supuesto promedio.


De igual manera se les entregaron datos distorsionados sobre finanzas personales, salud corporal y otros elementos circundantes cotidianos, para ver cómo reaccionaban en comparación con el grupo que tenía la estadística más real y sensata.


Al final del proceso los hombres mayores a 30 años manifestaron explícitamente su deseo por tener un auto deportivo cuando se les hizo sentir que tenían un pene pequeño, bajo el dato de que el promedio rondaba los 17 centímetros.


El estudio técnicamente se encuentra todavía en proceso de validación y no puede ser tomado en serio aún. Aunque lo visto es interesante.

31 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page