top of page

Investigación preliminar sugiere un posible aumento del riesgo cardiovascular asociado con el ayuno intermitente

El ayuno intermitente, una popular estrategia para perder peso o mantenerlo, ha estado en el centro de atención debido a nuevos hallazgos preocupantes presentados en una investigación preliminar.

Ayuno Intermitente

Esta semana, durante una conferencia de la Asociación Estadounidense del Corazón, se presentaron resultados que sugieren que el ayuno intermitente, especialmente cuando se limita a una ventana de alimentación de ocho horas o menos, podría estar relacionado con un aumento significativo del riesgo de morir por enfermedad cardiovascular.


El estudio, liderado por Victor Wenze Zhong, profesor en la Universidad Jiao Tong de Shanghái, analizó datos de aproximadamente 20.000 personas. Descubrieron que aquellos que siguieron un horario de comidas restringido a ocho horas tenían un 91% más de probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellos que comieron en un período de 12 a 16 horas.


Sin embargo, es importante destacar que este estudio aún no ha sido revisado por pares ni publicado en una revista científica, lo que genera preocupación entre los expertos. Kevin McConway, profesor emérito de Estadística Aplicada en la Open University del Reino Unido, expresó dudas sobre la capacidad del estudio para demostrar sus conclusiones debido a la limitada cantidad de datos recopilados y la falta de seguimiento a largo plazo.


El resumen del estudio tampoco proporciona información sobre otros factores importantes que podrían influir en el riesgo cardiovascular, como el consumo de tabaco y alcohol, la actividad física y el nivel socioeconómico de los participantes.


A pesar de estos nuevos hallazgos, la comunidad científica sigue dividida sobre la eficacia y seguridad del ayuno intermitente. Algunos estudios han demostrado beneficios potenciales, como la pérdida de peso y la mejora de la presión arterial, mientras que otros no han encontrado efectos positivos significativos.


Christopher Gardner, investigador en nutrición de la Universidad de Stanford, señala que la calidad de los estudios sobre ayuno intermitente varía considerablemente y enfatiza la importancia de no descuidar la calidad de la dieta y el estilo de vida en general al considerar este enfoque dietético.


En resumen, aunque el ayuno intermitente puede tener algunos beneficios, se necesita más investigación para comprender completamente sus efectos a largo plazo y determinar si es una estrategia segura y efectiva para la salud cardiovascular y el control del peso.

12 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page