top of page

Huracán Otis Causa Daños en Sensores Sísmicos de Guerrero: ¿Cómo Avanzan las Reparaciones?

El impacto del huracán Otis, de categoría 5, que azotó cerca de Acapulco, Guerrero, en la madrugada del 24 de octubre, ha desencadenado una problemática en el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano SASMEX. Los vientos y las lluvias intensas ocasionaron graves daños que afectaron la comunicación de 27 sensores sísmicos ubicados en la costa de Guerrero.

Sismológico nacional

La consecuencia más significativa de esta interrupción de la comunicación es que, en caso de un sismo fuerte que ocurra cerca de estos sensores, no se podría emitir el aviso necesario para activar la Alerta Sísmica, particularmente en zonas críticas como la Ciudad de México.

Desde la ocurrencia del huracán, el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), la entidad responsable de la Alerta Sísmica, ha estado movilizando esfuerzos para abordar esta situación. Sin embargo, los daños a las rutas de acceso han retrasado la respuesta a la emergencia.

Hasta las 13:00 horas del 26 de octubre, el CIRES informó que el problema reside en dos transmisores redundantes que actúan como enlaces de comunicación para la mayoría de los sensores sísmicos en la costa de Guerrero. Estos transmisores dejaron de transmitir en la madrugada del 25 de octubre, lo que resultó en la pérdida de comunicación con los 27 sensores en Guerrero y la costa sur de Michoacán.

Se ha destacado que dos brigadas de ingenieros ya se encuentran en Chilpancingo y están en camino hacia la costa para iniciar los trabajos de recuperación. Una vez que se restablezcan las comunicaciones, el CIRES podrá obtener información técnica más precisa sobre las posibles afectaciones en los sensores de la región.

Sismológico nacional

Es importante señalar que, con excepción de los sensores en la costa de Guerrero y la costa sur de Michoacán, las demás zonas de cobertura del SASMEX funcionan correctamente. Esto incluye áreas como la parte centro y norte de la costa de Michoacán, el centro-norte de Guerrero, Jalisco, Colima, Puebla y Oaxaca.

El proceso de recuperación y reparación de los sensores dañados es fundamental para garantizar la integridad y la efectividad del sistema de alerta sísmica, una herramienta crucial en la gestión de riesgos en una región propensa a movimientos telúricos. La comunidad se mantiene atenta a los avances en estas labores de recuperación, que son esenciales para la seguridad pública.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page