top of page

Equipos de Rescate se Movilizan para Salvar a Estadounidense Atrapado en Profunda Cueva de Turquía

Los equipos de rescate están llevando a cabo una operación de alto riesgo para salvar a un ciudadano estadounidense que quedó atrapado en la tercera cueva más profunda de Turquía después de enfermarse, según ha informado la Federación Turca de Espeleología.

Estadounidense atrapado turquía
El estadounidense atrapado se encuentra estable y en una zona segura.

El jefe de la Federación Turca de Espeleología, Bulent Genc, ​​explicó que esta operación de rescate podría extenderse durante varios días debido a la profundidad y la extensión de la cueva, lo que complica significativamente el acceso al espeleólogo en apuros.


Mark Dickey, un miembro de un equipo de investigación que se encontraba en el Valle de Morca, se encuentra en una situación crítica a una profundidad de 1.200 metros en la cueva. La Federación Turca de Espeleología anunció esta delicada operación de rescate el pasado lunes.

Estadounidense atrapado Turquía
La cueva es considerada una de las 3 mas profundas de Turquía por lo que mas maniobras son muy delicadas.

El esfuerzo de rescate ha movilizado a aproximadamente 150 rescatistas en lo que se ha descrito como una operación "compleja" y de alta dificultad. Diversos espeleólogos de diferentes países, incluyendo equipos de rescate de Hungría, Italia, Croacia y Estados Unidos, se han unido para ayudar en la operación, según declaró Genc.


La causa de la emergencia médica de Dickey fue una hemorragia gastrointestinal ocurrida a una profundidad de 1.200 metros en la cueva, según el Servicio Húngaro de Rescate en Cuevas, que ha enviado su propio equipo de rescate para colaborar en la operación.

Estadounidense atrapado Turquía
Para el equipo de rescate las horas son cruciales para evitar una complicación en la salud del joven.

La Federación Turca de Espeleología ha informado que, tras el incidente, Mark Dickey fue llevado al campamento base de la cueva, ubicado a 1.040 metros de profundidad, donde se le proporcionarán seis unidades de sangre. Su estado de salud actualmente se considera estable, y tiene la capacidad de caminar por sí mismo, según la federación.


Sin embargo, la situación sigue siendo crítica debido a la complejidad de la cueva, que presenta pasadizos estrechos y sinuosos, así como varios rápeles. Incluso para un espeleólogo experimentado, alcanzar la superficie en condiciones ideales puede llevarse a cabo hasta 15 horas, lo que hace que la operación de rescate sea un desafío monumental.


La operación de rescate continúa en curso, y se espera que los equipos de rescate trabajen incansablemente para traer una salva al espeleólogo estadounidense de regreso a la superficie en los próximos días, enfrentando las dificultades y desafíos que la profunda cueva presenta en su camino hacia la seguridad.

14 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page