top of page

Descubren un metal con habilidad de autorreparación.

Un emocionante estudio publicado en la revista Nature reveló que existe un metal con la asombrosa capacidad de repararse a sí mismo. Los científicos observaron cómo piezas de platino y cobre puros curaron espontáneamente grietas causadas por el propio metal. Esta sorprendente característica ha llevado a muchos a preguntarse si este metal posee vida propia.

Metal rapara solo
Los metales analizados demostraron poder repararse solos en condiciones controladas.

Los especialistas estudiaron el comportamiento de las grietas que se forman y propagan en el metal cuando se somete a tensiones y movimientos repetidos, un fenómeno conocido como "fatiga" en ingeniería. Esta fatiga puede causar caídas en piezas de máquinas, vehículos o infraestructuras, representando un riesgo para la seguridad.


Los investigadores llevaron a cabo experimentos en los Laboratorios Nacionales Sandia de Nuevo México, Estados Unidos. Mediante una técnica que sometió las piezas metálicas a tensiones 200 veces por segundo, y utilizando un microscopio electrónico, se observará cómo se forman grietas en el metal. Sin embargo, tras 40 minutos, de manera sorprendente, el metal se fusionó nuevamente en un proceso que los científicos denominaron "soldadura en frío".


Brad Boyce, uno de los líderes de la investigación, explicó que este proceso ocurre cuando "dos superficies metálicas relativamente lisas y limpias se juntan para reformar los enlaces atómicos". Es importante destacar que esta curación a nivel nanométrico no es visible a simple vista y aún no se ha logrado controlar completamente todo el proceso.


Las piezas de metal utilizadas en los experimentos tenían aproximadamente 40 nanómetros de grosor y unos pocos micrómetros de ancho. El proceso de autorreparación fue observado específicamente en el platino y el cobre, pero las simulaciones sugieren que otras aleaciones, como el acero, también podrían exhibir esta cualidad sorprendente.


Este innovador estudio abre nuevas posibilidades en el campo de la ingeniería, ya que permitirá idear formas de reducir los fallos por fatiga de metales. Los científicos están interesados ​​en conocer si el proceso de autorreparación ocurre no solo en el entorno del microscopio, sino también en condiciones reales, como en el aire. Si se confirma que esta autoreparación es factible en entornos prácticos, se podrían solucionar problemas de fatiga en vehículos espaciales asociados a grietas subsuperficiales.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page