top of page

Bonobos y Chimpancés Sorprenden a los Científicos con su Memoria Social Duradera

En un estudio pionero que revela la notable capacidad de los grandes simios para recordar a compañeros del grupo incluso después de años de separación, bonobos y chimpancés han demostrado una memoria social excepcional. La investigación, liderada por primatólogos, antropólogos y psicólogos, se basó en la experiencia de los científicos que notaron el reconocimiento de los animales hacia ellos después de períodos prolongados sin contacto.

Chimpancés y bononos

El experimento implicó mostrar a 26 chimpancés y bonobos, residentes en zoológicos y santuarios en el Reino Unido, Países Bajos y Japón, imágenes de miembros de su grupo actual y de aquellos que habían abandonado el grupo en el pasado. Los resultados, publicados en la revista PNAS, indican que ambos grupos de primates destinaron, en promedio, 0.24 segundos más de su atención a las imágenes de ex compañeros del grupo que a individuos completamente desconocidos.


La memoria social de bonobos y chimpancés se mostró duradera, ya que los participantes promedio habían pasado cinco años y medio sin ver a los compañeros que aparecían en las imágenes. La investigación destacó que la valencia de la relación positiva influyó en la intensidad del recuerdo, especialmente en casos de interacciones amistosas.


El profesor Christopher Krupenye, experto en cognición animal y coautor del estudio, sugiere que este hallazgo indica que los grandes simios conservan no solo la familiaridad, sino también dimensiones sobre la calidad de las relaciones sociales, similar a los humanos. La memoria social persistente podría ofrecer una ventaja evolutiva, ya que estudios anteriores han relacionado lazos sociales fuertes con una mayor reproducción en primates.


Una historia notable en el estudio fue la bonoba Louise, que reconoció a su hermana y sobrino después de 26 años, dedicándoles más tiempo durante el experimento. Aunque los autores no pueden confirmar si la memoria de Louise se debió al parentesco o simplemente a la pertenencia al grupo, plantea la fascinante pregunta de si la memoria social se ve influenciada por lazos familiares.


El estudio concluye que bonobos y chimpancés comparten con los humanos una capacidad única para mantener relaciones sociales en la memoria a largo plazo. Esto desafía la noción de singularidad humana y destaca similitudes sorprendentes en la cognición social entre las tres especies.

2 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page